domingo, 17 de mayo de 2009

Desordenada habitación


Es bonito pensar que contigo tengo tiempo sin saber cuántos lunares tiene tu espalda. Imagíname subir por tu ventana, con todo el cielo roto, cayendo pedacito a pedacito en tu boca. Amaría así una eternidad, sabiendo que el naranja de mis sábanas se pegaría a ti como una lapa de suaves dulces liberados de azúcar.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Bonitas imágenes, trasmiten sensaciones agradables, llenas de poesía al igual que tus palabras,

Mar dijo...

oh! thanks :)

Antonio Guirao dijo...

Feopia..


Molas.

Dara Scully dijo...

Cat quiere un corazón de esos para comérselo despacito, hasta que se le deshaga en la boca.


un miau gigante encima de una bola del mundo, mar :)

turistaentupelo.com dijo...

Ya dije lo increíble que me parecía esta foto en Flickr, pero dejalo sól ahí me parece poco.


Lunares... a mi me los contaron hace poco. 21.

Momo dijo...

Me encanta tu blog :)
soy /reclusion_mental.
te sigo aqui tambien :D

Fractured hand. dijo...

Créalr una carretera de besos por donde pasan sus lunares; todos.