martes, 24 de agosto de 2010

En la calle el termómetro marca 42º grados.
Huele fatal en la pecera / leonera.
No he estudiado nada de nada.
Quiero horas infinitas en tu piel.
Tumbada en la arena.
Sumergida en el mar
y con la sal en los labios.

Verdad, verdadera: Somos carne de canción.

2 comentarios:

Diario de Arquímedes dijo...

Estupenda foto!

Coraline dijo...

hace mucho calor sí, es imposible concentrarse en los libros, creo que estamos igual :(
ánimo!