martes, 6 de octubre de 2015

Stoker



"Todo quedará en la memoria como los cinco meses en los que estuve haciendo el gilipollas, los cinco meses más tontos de la historia. O no, no lo sé. La certeza es que la cobardía está impresa en mis huellas, en mis manos y en todos los gestos que he hecho. Nadie sabe cuál es su límite hasta que decide trazarlo y de ahí vienen todo. Te metes hasta el fondo, te llenas de lodo y luego no sabes salir. Ni volver".